Hortalizas

Como utilizar y manipular las hortalizas

Cuando prepare hortalizas, es importante que conserven su color, sabor y nutrientes. Prepárelas justo antes de consumirlas porque, una vez peladas o cortadas, se deterioran enseguida.

 

VERDURAS

Las verduras, en particular las de hojas delicadas, como las espinacas, pierden enseguida las vitaminas una vez cortadas. Si es posible, arranque las hojas en lugar de cortarlas o utilice un cuchillo muy afilado para que las hojas se estropeen lo menos posible.

 

CORTAR ESPINACAS

Quite los tallos. Para quitar los tallos de las hojas grandes de espinacas sin utilizar un cuchillo, doble cada hoja en vertical, coja los dos lados con una mano y con la otra, estire del tallo con tuerza en dirección a la hoja.

 

CORTAR BRÓCOLI

Aproveche los troncos. Para aprovechar los troncos gruesos del brócoli, pélelos y córtelos horizontalmente en trozos de 5 mm. Cuézalos el mismo tiempo que las partes tiernas.

 

Preparación

 

• Limpieza. Para quitar los insectos y la suciedad de las verduras de hoja verde, lave las hojas en una palangana de agua fría con sal.

• Corte en tiras. Amontone y enrolle bien apretadas las hojas de espinacas, lechuga o col, y córtelas en trozos grandes para freirías o sofreirías.

• Las hojas exteriores. Aproveche las hojas exteriores duras de la col como sabroso relleno. Para que las hojas queden flexibles, escáldelas en agua hirviendo durante 1 minuto y escúrralas.

 

CEBOLLAS, AJOS Y PUERROS

Todos ellos constituyen un valioso recurso de sabor para los platos fuertes y las ensaladas. También son antibióticos naturales. La cebolla y el ajo contribuyen a reducir el nivel de colesterol y por tanto, previenen las enfermedades coronarias.

 

 CÓMO MACHACAR AJO

Cuando utilice un triturador, deje la piel del diente de ajo. Aun así la carne suave del ajo pasará a través de la malla y podrá limpiar el triturador fácilmente después de usarlo.

machacar ajo

NO LLORE CON LA CEBOLLA

 • No quite la raíz. Deje intacta la raíz cuando corte la cebolla a rodajas o dados. Así evitará la fuga de los jugos y vapores frutales que provocan el lagrimeo.

• Utilice vinagre. Rocíe un poco de vinagre destilado de malta blanca sobre la tabla de cortar para contrarrestar los efectos de los jugos.

• Encienda una vela. Encienda una vela cerca cuando vaya a cortar cebolla para quemar los vapores sulfúricos.

 

LIMPIEZA DE LOS PUERROS

Lave la arenilla. Para quitar bien la arenilla depositada entre las hojas, rájelo longitudinalmente casi hasta la raíz y meta el puerro directamente bajo el chorro de agua fría.

 

 

RAÍCES DE TUBÉRCULOS

Esta categoría incluye la zanahoria y el nabo, además de otros que son realmente tubérculos, por ejemplo, las raíces abultadas de plantas como la patata y el ñame. Los tubérculos de raíz constituyen una gran fuente de vitaminas y fibra, sobre todo si no se les quita la piel.

 

Preparación

 • Remolacha. Deje la raíz y la parte superior de la remolacha sin pelar antes de cocerla para que no pierda los jugos ni el color.

• Patatas. Para hacer patatas fritas crujientes, córtelas y lávelas en agua fría para quitar el exceso de almidón. Séquelas antes de freír.

• Patacas. Para pelar las patacas sin dificultad, hiérvalas enteras con la piel. Lina vez cocidas, la piel saldrá fácilmente frotando.

• Hortalizas nuevas. Pele finos los tubérculos nuevos o sólo restriéguelos, porque la piel tiene un alto contenido en fibra.

 

HORTALIZAS DE ENSALADA

La mayoría de las ensaladas necesitan poca preparación aparte de lavar y cortar todos los ingredientes con el debido cuidado para que conserven todos los nutrientes. Para evitar la pérdida de frescura, sabor y vitaminas, prepárela poco antes de consumirla.

 

Preparación

 • Arranque las hojas de la lechuga. Arranque las hojas de la lechuga en lugar descollarlas con un cuchillo para que conserven las vitaminas.

• Quite el corazón. Para sacar el duro corazón de una lechuga, golpéela con firmeza el corazón hacia abajo sobre una encimera. Dele la vuelta, y podrá retorcer y sacar el corazón con facilidad.

• Seque las hojas. Si no dispone de una centrifugadora para ensalada, seque las hojas lavadas enrollándolas, pero sin apretar, en un paño de cocina limpio. Cójalo por ambas puntas con firmeza y agite el paño suavemente.

 

PREPARACIÓN DEL PEPINO

Quite las pepitas con una cuchara de bolas para melón para extraer las semillas del pepino antes de cortarlo en dados o en rodajas. Corte el pepino a lo largo, y raspe el centro con la cuchara.

 

 

FRUTOS DE HORTALIZAS

Se incluyen en este grupo las hortalizas maduradas al sol, como las berenjenas, pimientos dulces, tomates y aguacates. Con sus colores brillantes y sus frescos y ricos sabores, las hortalizas afrutadas proporcionan variedad a nuestra dieta y la hacen apetecible y nutritiva.

 

 PELAR AGUACATE

 Cómo pelar un aguacate. En lugar de pelar un aguacate maduro con un cuchillo, pínchalo por la mitad y saque la pulpa en un solo trozo con una cuchara metálica grande. Mantenga la cuchara cerca de la piel.

 

CORTAR LAS BERENJENAS

• Haga cortes. Corte la carne de las mitades de berenjena con un diseño de diamante, para que se hagan de manera uniforme.

• Elimine el jugo amargo. Para eliminar el sabor amargo de las berenjenas, córtelas y sálelas. Déjelas escurrir 30 minutos, lávelas y séquelas. Así también reducirá la absorción de aceite.

 

 

CÓMO QUITAR LAS PIELES

 • Escaldado. Para pelar los tomates, métalos en una cacerola con agua hirviendo. Déjelos 1 minuto y luego métalos en agua fría.

• Pimientos al grill. Para pelar pimientos enteros, colóquelos sobre papel de aluminio y deles la vuelta a menudo. Hágalos al grill hasta que se ennegrezca la piel.

quitar pieles pimientos

OTRAS HORTALIZAS

 

Hoy en día puede encontrar en los supermercados toda clase de hortalizas, sea cual fuere su lugar de procedencia. Muchas de ellas no encajan en las categorías tradicionales, hablando con propiedad, algunas no son ni hortalizas, como los champiñones, por ejemplo.

 

 

LIMPIEZA Y CORTE

 

• Maíz en la mazorca. Utilice un cepillo del pelo de nailon para quitar los hilos de la mazorca sin estropear los granos.

• Quingombo. Cuando corte los tallos de quingomb, procure no agujerear la parte central para que no se pierda su pegajoso jugo.

• Chiles. Si quiere reducir el fuerte sabor de los chiles, raspe las semillas y membranas del interior. Lávese bien las manos o póngase guantes de goma, porque pueden irritar los ojos y la piel.

• Calabacín. Si quiere rallar un calabacín deje el tallo para agarrarlo mientras trabaja. Para hacer un puré suave de calabaza cocida, utilice una batidora eléctrica. Durante el proceso, todas las hebras se agarrarán a las cuchillas, pero podrá quitarlas fácilmente.

 

CHAMPIÑONES

 Los champiñones cultivados no se deben pelar o lavar porque pierden parte de su sabor y vitaminas.

• Lavado. Limpie los champiñones con papel de cocina para quitar los rastros del abono orgánico.

• Conservación del color. Para que permanezcan blancos durante la cocción, eche zumo de limón.

• Cómo retener las vitaminas. Cuando deje los champiñones crudos en adobo, cúbralos para que las vitaminas no se pierdan.

• Para que los champiñones secos se hinchen, métalos en agua hirviendo durante 1 minuto.

Deja un comentario

Comment
Name*
Mail*
Website*